El trasplante Capilar y sus fases - Fuente: BoltPost

Introducción al Trasplante Capilar

En este artículo, vamos a ver el Trasplante Capilar y sus fases, ya que en el anterior veíamos las diferencias entre las distintas técnicas que puede utilizar el cirujano para realizar dos de las fases del trasplante capilar, como son la extracción y el injerto en sí. Eso no implica que el resto de fases tengan que cambiar, así que hemos resumido desde el comienzo los pasos que se suelen seguir a la hora de usar este tipo de solución.

Con esta guía, todo el mundo puede hacerse una idea de lo que supone acercarse a la solución quirúrgica, lo cual es fundamental para los casos más difíciles de tratar con las terapias farmacológica o cosmética.

Veamos cuales son las fases del trasplante capilar:

  • La consulta
  • El diseño
  • La anestesia
  • La extracción
  • Los canales receptores
  • Los injertos
  • El vendaje
  • El postoperatorio
  • La fase de crecimiento de los pelos trasplantados
  • Las revisiones
  • Intervenciones sucesivas (de ser necesario o recomendado por el médico)

Como es costumbre en nuestra página, vamos a verlas mas en detalle para repasar con vosotros los puntos clave de cada una de ellas.

LAS FASES DEL TRASPLANTE CAPILAR

La consulta

Hemos decidido empezar la guía sobre el trasplante capilar y sus fases desde el momento inicial al que cada uno tiene que enfrentarse a la hora de comenzar con el proceso quirúrgico, la visita con el médico en consulta.

Tradicionalmente, ese primer momento suele ser difícil de enfocar, y lo normal es que surjan dudas de todo tipo. Cada clínica lo gestiona de una manera, pero estadísticamente hablando hay pasos que suelen repetirse.

Lo normal es una visita realizada por un especialista, ya sea de manera presencial, fotográfica o a través de una videollamada (muy útil para reservar la operación en una clínica que no se encuentra en la misma ciudad o país que el paciente).

En esta primera consulta, el médico tiene que conseguir varias cosas: la primera es evaluar la posibilidad real de que el trasplante sea efectivo y explicar los límites al paciente en el caso de existir una zona demasiado amplia para tratar. En esta visita, además, es muy importante que el médico explique las causas y las posibles soluciones que tiene el paciente para hacer frente a la calvicie o alopecia (puede que el paciente no haya pasado antes por ningún dermatólogo, y que exista la posibilidad de contrarrestarla de manera no quirúrgica).

Independientemente de que se pueda o no frenar la alopecia del paciente a través de una terapia farmacológica, el médico tiene que averiguar si la calvicie presentada por cada paciente está estable o no, de lo contrario otra de las cosas fundamentales en esta primera toma de contacto es aplazar la intervención hasta haber estabilizado la situación, generalmente con Finasterida y Minoxidil.

El médico, por último, tendrá que verificar el éxito o fracaso de cualquier terapia anterior, dar confianza al paciente y finalizar la visita con la fecha de la operación.

Algunos médicos realizan la siguiente fase en esta primera visita, sobre todo si la calvicie presentada por el paciente está estable, otros en cambio dejan la segunda fase para el momento previo a la operación, especialmente en aquellos casos donde la lista de espera es larga (+2 años).

EL DISEÑO

La planificación en papel de la operación suele ser algo fundamental. Aquí, el cirujano tiene que “mandar” algo más que el paciente quien, tras años de alopecia, querría tapar lo máximo posible y con una línea lo mas baja posible. Lo ideal es discutir del diseño en la visita de consulta, y no justo antes de la operación, dejando estudiadas las posibles modificaciones en el primer momento.

Los principales parámetros a tratar son 2: La primera línea y la amplitud del área a tratar.

Con la primera línea suelen surgir varios problemas. El primero es que los pelos trasplantados crecerán de por vida, lo cual puede ser un problema de cara a los años futuros, dando lugar a una línea separada de la siguiente zona (salvo que se realicen varias operaciones o salvo que nos mediquemos de por vida), y el segundo es la falta de naturalidad que conlleva una línea demasiado baja o recta con el paso del tiempo.

Para enfocar el tratamiento del área a cubrir, hay que tener en cuenta distintos parámetros, entre ellos la densidad de la zona donante, la amplitud de la zona receptora, operaciones anteriores, deseos del paciente, edad. Algunos podrán cubrir todo, otros solo la zona frontal, otros solo la coronilla y otros aumentarán la densidad. El médico tendrá que ser sincero en estos casos, y explicar al paciente los limites de los que hablábamos antes.

LA ANESTESIA

La anestesia es fundamental para el paciente, no solo para que la experiencia, ya de por si larga y cansada, sea mejor, sino para el correcto monitoreo de la situación y posibilidad de rectificación de pequeños errores sin que tenga que repercutir en un aumento de la sensación de dolor. Ciertas clínicas utilizan una anestesia semi-local para dejar “adormecido” al paciente, y poder así practicar una anestesia local por toda la zona a tratar. Tened en cuenta que son muchos pinchazos, y si bien es algo soportable, esta solución mejora aún más la experiencia.

LA EXTRACCIÓN

La extracción consiste en coger un pequeño rombo de cuero cabelludo de la zona occipital, cuyos bulbos como sabéis están predispuestos para no verse afectados por el DHT. Es una fase relativamente breve del total de la operación, alrededor de los 30 – 35 minutos, y no da problemas de ningún tipo para el post operatorio, salvo una ligera sensación de tirantez que desaparece a los pocos días. La extracción es directamente proporcional al número de pelos que se quiere trasplantar.

La tendencia es usar “centímetros” en vez de “número de bulbos” para decidir la extracción, pudiendo ampliar la longitud en caso de necesitar más, pero sin pasar de 1,5 cm de profundidad. Para averiguar la densidad máxima de cada paciente, se puede generalizar diciendo que aproximadamente cada uno de nosotros tiene entre 60 y 90 unidades foliculares por cm2, aunque de cara al resultado final hay que tener en cuenta factores como el tamaño de cada unidad folicular o la recepción por parte de la zona donante.

LOS CANALES RECEPTORES

En esta fase se realizan micro incisiones, también llamadas “slits”, que constituyen un factor clave en cualquier trasplante. Aquí es donde sale a la luz la pericia del cirujano, ya que en este paso establecemos densidad de cada zona e inclinación final del pelo trasplantado, todo ello teniendo en cuenta el tamaño de la incisión con respecto al tamaño del bulbo trasplantado.

Sin ahondar demasiado, se tienen que tener en cuenta 3 factores principales:

  • La naturalidad de la primera línea, siguiendo el principio de desigualdad
  • La profundidad
  • La proporcionalidad entre tamaño de la incisión vs tamaño del bulbo

LOS INJERTOS

Esta fase, al igual que la anterior, requiere destreza, paciencia, ritmo y concentración. Se trata de la fase de inserción de los bulbos en los canales receptores o “slits” que veíamos en el punto anterior. Las cosas han cambiado mucho en esta fase (quizás la que mas ha evolucionado desde los primeros trasplantes), y ahora el cirujano puede aprovecharse de la evolución que ha sufrido esta técnica en los últimos 3 años.

Gracias a la mayor comprensión de la anatomía de la zona donante, bulbos, unidades foliculares y zona receptora, ahora es posible aumentar la tasa de supervivencia de los folículos trasplantaos, aumentar la densidad capilar, aumentar el numero de injertos manipulados por sesión y disminuir las “costritas” postoperatorias.

Las técnicas principalmente usadas en esta fase son las llamadas “Open and Place” y “Stick and Place”, la primera orientada a ensanchar el canal receptor, y la segunda a colocar el injerto en la posición establecida. El tiempo medio entre ambas operaciones suele ser de 5 a 10 segundos, salvo complicaciones, como el hecho de realizar el trasplante en “no shave” (sin rasurar la zona colindante a la zona receptora).

Los injertos tendrán que ser conservados en suero fisiológico y mantenidos fríos, para permitirles aguantar en perfectas condiciones durante horas.

EL VENDAJE

En las 12 horas siguientes, lo normal es aplicar un vendaje relativamente simple, compuesto por una banda parecida a la de los jugadores de tenis, con el fin de mantener una compresión homogénea en la zona donante. El vendaje depende directamente del tipo de intervención que haya recibido el paciente, siendo el vendaje clásico el mas aconsejado en los casos donde el paciente tenga intención de volver a la actividad laboral a la mayor brevedad posible.

Hay excepciones donde se puede aconsejar un vendaje completo, tapando toda la cabeza hasta el día siguiente. Ciertos tipos de pacientes, mas nerviosos o simplemente aquellos que quieran estar mas tranquilos, podrán optar por esta solución.

EL POST OPERATORIO

Hoy en día, la mayoría de los pacientes pueden volver a la actividad diaria normal sin que casi nadie se de cuenta de lo que ha ocurrido, sobre todo si confiamos en manos expertas. En los casos de calvicies mas avanzadas, el trasplante puede llegar a ser confundido con una dermatitis.

En el post operatorio, se prescribe al paciente una terapia orientada a que no se presenten infecciones, ligeros dolores de cabeza o hinchazones en la zona frontal. Además, suele prescribirse también un spray para uso local. Los signos de la intervención desaparecen del todo entre 1-2 semanas desde la operación.

En el período de post operatorio, se aconsejan 2 cosas:

  • No tomar en sol en la zona trasplantada
  • Evitar todo contacto con el polvo

Ambas cuestiones se pueden solucionar con el uso de una gorra de baseball u otro tipo de sombrero.

Adicionalmente, el médico puede recetar el uso de soluciones especificas para estos momentos, como por ejemplo los Copper Peptides, muy usados en Estados Unidos como anti inflamatorios tópicos para la fase de post operatorio en los trasplantes desde mediados de los 90′.

LA FASE DE CRECIMIENTO DE LOS PELOS TRASPLANTADOS

Una de las cuestiones que mas preocupan a los pacientes del trasplante capilar y sus fases, es en cuanto tiempo se pueden ver los resultados de la operación. De alguna manera, las visitas de control (veremos en el siguiente punto con que frecuencia se realizan) suelen coincidir con los principales puntos de inflexión para darnos cuenta del éxito o fracaso (últimamente es muy complicado hablar de fracaso en este tipo de operaciones, con tasas de crecimiento cercanas al 100% de los pelos trasplantados) de la operación.

Como sabéis por nuestra guía, el pelo es un órgano cuyo ciclo vital no está sincronizado, ya que de lo contrario nos pasaría como a los animales y tendríamos una especie de muda otoñal y primaveral. Tradicionalmente, hay que esperar al tercer mes para ver “crecer algo”, al sexto mes para darse cuenta aproximadamente del éxito de la operación, y por último al duodécimo mes para saber realmente como ha ido, ya que los resultados no paran de mejorar por cantidad, calidad y densidad hasta este punto.

LAS REVISIONES

Tradicionalmente, las revisiones se realizan el día después de la intervención, unas 2 semanas después, a los 3 meses (punto clave en nuestra opinión), a loas 6 meses y a los 12. El momento de mayor cambio se suele ver a los 6, a partir de ahí, con 2 ciclos telogen cumplidos empiezan a estabilizarse las fases anagen y nos permite ver cada vez más pelos convirtiéndose en anagen 6, mejorando sin parar hasta el duodécimo mes.

INTERVENCIONES SUCESIVAS

Existen dos motivos principales para realizar más de una intervención:

  • El cirujano, por motivos técnicos, prefiere realizar el trabajo en dos sesiones. Esto puede deberse a la amplitud del área a trasplantar, con consiguiente imposibilidad por un tema horario de realizar una sola sesión.
  • El paciente decide aumentar aún más la densidad del área trasplantada, habiendo pactado con el cirujano un plazo de tiempo mínimo para que la zona donante pueda estar en perfectas condiciones.

CONCLUSIONES

Esperemos que nuestra mini guía sobre el trasplante capilar y sus fases os haya servido, nos pareció clave aclarar ciertos conceptos, siendo conocedores de lo difícil (y caro) que puede llegar a ser acercarse a este tipo de soluciones, cada vez más comunes, pero en cierto modo no del todo estandarizadas, salvo que nos pongamos en mano de los mayores profesionales del sector.

En el siguiente artículo, os dejaremos un listado de los mejores cirujanos a nivel mundial, para que podáis investigar a través de YouTube o la red los resultados que ofrecen cada uno de ellos.

¿Te gustó el post?

¡Dale a las estrellitas para valorarnos!

Promedio de puntuación: / 5. Recuento de votos:

Si te sirvió el post...

Ayúdanos siguiéndonos en nuestras redes!

Sentimos que este post no te sirviera!

Ayúdanos a mejorar el post!